Suministro de agua para instalaciones de protección contraincendios. ¿Una estafa legal?

Suministro de agua para instalaciones de protección contraincendios. ¿Una estafa legal?

Los edificios en los que es precisa la existencia de BIEs (Boca de Incendio Equipada) deben disponer, según la normativa de suministro de agua del Canal de Isabel II, de una acometida de agua independiente a la existente para el agua potable y, por tanto, un contador también independiente.

Como a través de la red general de distribución no se puede asegurar una presión constante debido a los numerosos puntos de suministro,  existe, aunque no de forma generalizada, una segunda red de distribución sólo para la alimentación de los sistemas contraincendios a la que se debe conectar la acometida para dichos sistemas.

El problema surge en zonas en las que no existe dicha segunda red de distribución; entonces se suele conectar esta segunda acometida a la red principal con lo que no se va a poder asegurar la presión necesaria exigida por ley en caso de necesidad. En esos casos se suele disponer de un aljibe con bombas para garantizar las exigencias de funcionamiento de las bies.

¿Cómo se factura?

La facturación correspondiente a este contador específico para sistemas de protección contraincendios se divide en dos bloques principales:

a) Parte variable (que depende del volumen de agua suministrada).

b) Parte fija (cuota de servicio, en concepto de disponibilidad del servicio).

La parte variable suele ser nula a no ser que exista un consumo para llenado de  aljibes o se utilicen las BIEs ya sea en caso de incendio o al hacer las revisiones anuales con las correspondientes pruebas de las BIEs.

La parte fija, en cambio, se factura independientemente de que haya consumo o no y dependerá del diámetro del contador instalado, por lo que a mayor diámetro se pagará más.

Tanto la parte fija como la variable se dividen a su vez en cuatro bloques: Aducción, Distribución, Depuración y Alcantarillado. Si se desglosa la parte fija de una factura cualquiera por conceptos podemos observar que existe una relación de gastos sobre la facturación total de aproximadamente un 27.5%, un 12.5 %, un 44.6 % y un 15.4 % respectivamente en los bloques indicados anteriormente.