Es necesario revisar los pararrayos

Es necesario revisar los pararrayos

El 90% de las instalaciones tienen un nivel de protección I y II

Los pararrayos con dispositivo de cebado (PDC) son equipos diseñados bajo estrictos controles de calidad y preparados para soportar repetidas descargas atmosféricas.

El objeto de dicha instalación es limitar el riesgo directo del rayo e incendio causado por la acción del mismo, emitiendo un trazador ascendente que proporciona al rayo un camino seguro a tierra, protegiendo a personas y estructuras dentro de su radio de acción.

Desde la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación prácticamente la totalidad de los edificios disponen de dichos sistemas de seguridad, cuya revisión periódica resulta indispensable para detectar cualquier deficiencia que pueda dar como resultado graves daños en personas, estructuras y equipos.

Son varias las razones por las que se debe inspeccionar periódicamente esta instalación:

  • La revisión de pararrayos te permite Salvador Romero Morillo Experto en equipos de protección contra el rayo cumplir con los requisitos de obligado cumplimiento en materia de seguridad de los trabajadores, que puedan desempeñar sus labores en la comunidad.
  • Resulta, en muchas ocasiones, un requisito indispensable para que las compañías aseguradoras cubran los desperfectos derivados de un incidente puntual.
  • Permite aumentar la vida útil de los equipos disminuyendo los gastos a medio y largo plazo.
  • Evita la pérdida de efectividad del equipo que puede producirse a consecuencia de inclemencias atmosféricas, aves, corrosión o impactos de rayo.
  • La normativa actual establece que dichas inspecciones sean realizadas por una empresa técnicamente competente y especializada en la materia, en cumplimiento de:
  • A nivel internacional: NF-17.102 y NP-4.426.
  • A nivel nacional: UNE EN 21.186:2011, Reglamento de Baja Tensión y Ley de Prevención de Riesgos Laborales. El personal que la efectúe debe estar certificado con un sistema de gestión de calidad conforme a ISO 9001:2008 o similar, que acredite la formación técnica en la materia. Con posterioridad a la realización de los trabajos, deberán emitir un informe pormenorizado que recoja el estado de la instalación, así como las posibles anomalías que pueda tener la misma. En caso de encontrarse alguna anomalía, esta debería ser subsanada a la mayor brevedad posible.

 ¿Con qué periodicidad deben efectuarse las revisiones?

Según normativa los pararrayos se revisarán:

  • Anualmente o cada dos años (dependiendo del nivel de protección)
  • Cuando la estructura sufra algún tipo de modificación.
  • Cuando se produzca impacto de rayo sobre el equipo. El 90% de las instalaciones tienen un nivel de protección entre I y el II. En la tabla de la norma UNE 21.186 se recogen los periodos máximos de verificación (ver más arriba).

El fabricante recomienda una revisión anual, ya que muchas instalaciones no tienen contador de rayos y es difícil verificar si ha recibido impactos. También, y como medida complementaria a una instalación externa de protección contra el rayo (pararrayos), se recomienda la instalación de protecciones contra sobre tensiones, para proteger de las corrientes inducidas.

 

Fuente: CAF MADRID