Biomasa

Biomasa

La biomasa como combustible para producción térmica doméstica supone el uso de una energía renovable no contaminante y 100% autosuficiente, es decir, no precisa de ningún otro combustible convencional fósil de apoyo.

Es por ello que son cada vez más las comunidades de propietarios que adoptan la decisión de cambiar la caldera originaria.

Este innovador sistema supone, para la comunidad,  un mayor ahorro en el consumo de biomasa. Permite instalar chimeneas de acero inoxidable, de menor tamaño que las existentes  y un sistema de evacuación de humos. Es un sistema que proporciona menos suciedad, luminosidad y comodidad. A cada vivienda se dota de sistemas de contabilización térmica individualizada y válvulas termostáticas para el control de su apertura.

 

Fuente: CAF MADRID